¿Qué es la ludopatía? Causas y tratamiento

que es ludopatia

En el siguiente artículo, vamos a hablar de una de las adicciones más frecuentes de la sociedad, esa es la ludopatía.

¿Qué es la ludopatía?

La adicción al juego puede llegar a ser un gran problema, ya que como cualquier otra adicción salpica a todos los aspectos que rodean a una persona en su vida, y que son necesarios para su salud mental, como son la familia, la economía, el trabajo, los amigos, etc. La ludopatía es un problema de autocontrol, en el que la persona tiene un deseo irrefrenable de jugar a juegos de azar de forma adictiva. Este tipo de adicciones se pueden observar con frecuencia en bingos, casinos, zonas de juegos online.

Hay una diferencia entre alguien que disfrute apostando a veces, y entre alguien con un problema de ludopatía. La evaluación más certera en este tipo de casos suele venir de manos de la familia o de la pareja, que son los primeros que detectan que su familiar puede estar teniendo un problema, y se encuentra fuera de control.

Se puede dar con cualquier tipo de juego en el que haya un intercambio de dinero por medio, que es la causa principal por la que la persona arruina la estabilidad no solo económica sino también en otros niveles. Una de las adicciones más frecuentes que se suelen dar en casi todos los entornos es la adicción a las máquinas tragaperras, muy asociada a estar en el bar con los amigos, aceptada de forma social, y vinculada al alcoholismo.

¿Cómo podemos identificar a una persona que sufre ludopatía?

Es trabajo de los especialistas evaluar y diagnosticar una ludopatía, o cualquier otra adicción, pero si ves que alguien de tu entorno puede estar mostrando los comportamientos que a continuación te describimos, o los ves en ti mismo, es necesario buscar ayuda profesional cuanto antes.

La adicción al juego conlleva consecuencias negativas en muchos aspectos de la vida. Hay que tener especial cuidado porque puede llegar a arruinar la vida de una persona por completo.
De entre las consecuencias más destacables que podemos señalar las siguientes:

  • Consecuencias familiares: La vida familiar se ve muy alterada, tanto en las relaciones, en la comunicación, y en el día a día con ellos en general se encuentra dañada. Los familiares intentan ayudar a la persona con el problema, pero no siempre ésta reconoce el problema y aunque lo haga no siempre la persona se encuentra dispuesta a solucionarlo.
  • Consecuencias económicas: El problema con el juego se manifiesta en que la persona que ya no controla la conducta pide préstamos, se ve endeudado, pide grandes económicas cantidades a familiares, etc. La persona adicta se gasta todo lo que posee sin llegar a priorizar por gastos vitales como alimentación, se nublan, y solo sienten el deseo irrefrenable de jugar para poder ganar mucho más de lo que han invertido, y recuperar lo que llevan perdido.
  • Consecuencias sociales: La pérdida de la esfera social se aprecia a menudo junto con este problema. Las personas que llegan a tener un problema con el juego, terminan por rodearse solo con gente que frecuenta los mismos sitios donde ellos van a realizar la conducta de juego, y prácticamente, rompen los vínculos con el resto de amigos. Hay que tener en cuenta que todo el tiempo que pueden es empleado por estas personas para jugar, así que mayormente mantienen contacto con personas que tienen su mismo problema.

¿Qué tipo de conducta tienen las personas que sufren ludopatía?

La conducta incontrolable de la adicción al juego es un problema muy serio. La persona no se ve capaz de parar, de decidir realizar otra conducta, o de parar como puede hacerlo otra persona que no tiene la adicción.

Las personas con este tipo de problema suele mentir a su entorno para conseguir dinero, la adicción les hace gastar grandes cantidades de dinero destinadas a la ilusión de poder ganar más. Todos dicen que pueden controlarlo, que la situación se encuentra bajo control, y cosas similares, mintiéndose a ellos y a los demás.

Algunos modifican su conducta volviéndose violentos, cuando quieren conseguir dinero para sus apuestas hacen todo lo que se les ocurra para conseguirlo, hasta robar a sus familiares más cercanos. Se han visto casos en los que la personalidad da un giro enorme llegando a aparentar ser otra persona.

Irritabilidad, nerviosismo, estrés, agitación, frustración etc., las ganas de jugar siempre van a mas. El objetivo principal de la persona se centra en realizar la conducta y en pensar realizar la conducta. En casos muy extremos si la adicción al juego es muy intensa, las personas llegan a descuidar hasta su higiene.

Causas de la ludopatía

No existe una única causa que pueda justificar la aparición de la ludopatía. Y como todo problema, en sus inicios no suele verse como un problema. El juego puede ser una conducta habitual dentro del círculo familiar o social, pero su camino ascendente puede llegar a puntos preocupantes en el momento en el que interfiere de manera grave en la vida.

Factores como haber crecido en un ambiente de juego, familiares con problemas con el juego, convivir con otras adicciones, ser adicto a sustancias o haberlo sido, no poseer un entorno sano, entre otros, aumentan las probabilidades de caer en una conducta adictiva de juego.

Todos hemos jugado alguna vez a algo, a la lotería, la primitiva, en un bingo, etc., y habitualmente se puede convertir en un ocio periódico, y siempre que esté dentro de los márgenes normales no hay problema. La ilusión de poder ganar una suma considerable de dinero invirtiendo muy poco es tentadora y normal, pero si va aumentando y afectando al resto de la vida, hay riesgos de caer en una ludopatía.

El patrón de las adicciones en la ludopatía

El patrón de las adiciones funciona del mismo modo, independientemente del tipo de adicción. La persona empieza a perder el control sobre la conducta, cree que puede manejarlo, pero poco a poco la conducta problema ocupa más y más espacio en su vida, hasta que llegan a controlarla por completo, restándole espacio a todo lo demás, también les lleva a ser dependientes de la ansiedad por el juego.

Cuando la adicción se encuentra instaurada en la vida de la persona, la sensación de realizar la conducta de alguna manera tranquiliza a la persona, el no hacer la conducta genera altos niveles de estrés y de angustia.

Prevención para la ludopatía

La prevención es uno de los aspectos más importantes para frenar la adicción al juego. En poblaciones de riesgo, es importante iniciar planes de actuación destinados a evitar que la gente pueda caer en la conducta incontrolable del juego, ya que existe una probabilidad superior a otras poblaciones, y es esencial prestar más importancia.

¿Qué es la psicoeducación?

Informar a la persona de cómo funciona la adicción, como se instaura en nuestro mecanismo y cuál es la trampa que nos hace terminar dominados por la conducta, puede ayudar a que la persona sea consciente y se encuentre lo más alerta posible para detectar los primeros posibles indicios del problema.

Explorar conductas erróneas cognitivas es muy importante. A veces crecemos con estereotipos de pensamientos que no somos capaces de cuestionar, y debemos conocer hasta qué punto son prácticos o no, son nuestros o más bien aprendidos, y si nos convienen o no.

Tratamientos para la ludopatía

El tratamiento consiste en ir progresivamente reduciendo la conducta de juego, poco a poco, hasta llegar al objetivo de eliminarla por completo.

Las adicciones son un tema muy delicado, se dice que si uno es adicto lo es para siempre, ya que lleva una debilidad en su interior que le hace ser muy propenso a la recaída. Pero al margen de que existan varias teorías y varios puntos de vista a este respecto, lo primordial es hacer que la persona retome su vida y vuelva a la normalidad de su día a día sin que el juego se encuentre como condición necesaria en él.

La retirada progresiva del estímulo de forma gradual junto con la radicalidad de estipular un día y marcarlo como última vez que se realiza la conducta, son las dos líneas de tratamiento más usadas. Existen varias fases en el tratamiento a la adicción. En principio no siempre las personas con este problema toman la decisión de buscar ayuda a la primera, cada uno llega a ese punto a su ritmo. Una vez que se reconoce el problema, el buscar ayuda y elegir el tipo de tratamiento a seguir es un camino laborioso.

La implicación a éste depende de la persona, de la motivación, del apoyo, etc. Una vez iniciado el tratamiento es frecuente que haya recaídas, es muy difícil que en el primer intento de cortar la adicción de raíz el problema se arregle, pero no imposible. Las recaídas son parte del proceso, y hay que contemplarlas como tal.

La adicción al juego es un problema muy grave, y puede ir a más si no se trata a tiempo, pudiendo llegar arruinar la vida de la persona y de sus familiares.

Psicóloga en Málaga Ángeles Merida

Ven a visitarme a mi consulta en Málaga para comenzar el tratamiento de lupopatía. Te ayudaré en el proceso de curar este transtorno. Ponte en contacto conmigo para saber más de mi y si te puedo ayudar en otro campo.

Ángeles Mérida Psicóloga

Licenciada en psicología por la Universidad de Málaga y amplia experiencia profesional. Especializada en terapia de parejas y otras áreas de psicología para adultos, niños y adolescentes. Número de colegiada AO10397.